Huella y aura

Hace un rato, tratando de avanzar en mi tesis, estaba leyendo un artículo titulado Simmel y la cultura del consumo (Marinas, 2000), y, no es que estuviera malo, pero me sentía un poco aburrido y desanimado; así iba pasando la lectura, sin sobresaltos, cuando de repente me encontré con esta frase que llamó mi atención:

«Huella y aura. La huella es la aparición de una proximidad, por muy lejos que pueda estar lo que la causó. El aura es la aparición de lo lejano, por muy próximo que esté lo que lo evoca. Con la huella nos apropiamos de la cosa, con el aura ella es la que se adueña de nosotros».

-Walter Benjamin.

(Quisiera aclarar que voy a tomarme el atrevimiento de descontextualizar la cita del texto de donde la saqué. Dicho esto, puedo continuar).

Dicha cita me hizo pensar en lo mucho que se encuentran presentes en nuestras vidas ambas sensaciones, en cómo ambas sensaciones afectan tan directamente nuestras subjetividades, nuestra manera de pensar, de sentir, de ser.

Huella y aura. Marcar a alguien y ser marcado por alguien.

¿No se reducen acaso las relaciones humanas a eso? ¿Quién no quedó marcado por alguien? Piénsese en padres, amigos, parejas, profesores, autores que por medios escritos nos transmiten su pensamientos, artistas, en fin, la lista sería muy extensa y variaría de persona a persona… pero el punto al que quería llegar es el siguiente: todos, desde el momento de nuestro nacimiento, somos seres sociales, lo que implica que nos encontramos ante el influjo de quienes nos rodean, de manera directa o indirecta. Lo anterior, basándome en la línea de ideas que he venido siguiendo, podría decirse también de la siguiente manera: todos estamos marcados por diferentes personas con las que hemos estado en contacto a lo largo de nuestra vida (algunas nos marcan más, otras menos, obviamente).

Pero no hay que olvidar también el caso contrario, y es que, querámoslo o no, nosotros también marcamos a los demás, de manera positiva o negativa, intencional o inconscientemente. Al igual que lo anterior, dependerá de cada caso particular.

Creo, tomando en cuenta la anterior, que la frase de Benjamin resume en buena medida lo que es nuestra vida como seres humanos, como seres sociales. Ya que cuando me refiero a marcar y ser marcado no estoy haciendo alusión al aspecto sentimental y romántico de nuestra vida, sino que intento llevar la expresión  más allá, ya que considero que se podría aplicar a todos los aspectos de nuestra vida social, podría decir, incluso que es sobre esas dos acciones que se sostiene eso a lo que se le llama cultura.

Huella y aura. Marcar y ser marcados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s