La otra mitad de la vida

Quisiera que mi agonizante fe muriera de una maldita vez, para poder dejarme morir, para poder dejar de vivir, para poder dejar de sufrir…

Quisiera desprenderme de este cuerpo que me ata a esta vida ingrata…

Quisiera no vivir…



¡Pero justo cuando estoy a punto de lanzarme al abismo, algo me llama! Un leve susurro entra por mis oídos y me hace saber que la vida tiene dos lados…

La tragedia, el dolor, el sufrimiento, la tristeza… todo eso, a lo que tanta atención le presto, es sólo la mitad.

A la otra mitad de la vida la tengo descuidada en un rincón, y ese susurro me lo hace saber, ese susurro me recuerda que la otra mitad de la vida está esperando por mi… y por mi olvidada felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s