Cambio, incertidumbre, miedo

a2556859480_16

Me estoy cansando de escuchar decir (y a veces hasta de mi propia boca) “las nuevas generaciones están peor que las anteriores”, ¿será eso o es que nada más le tenemos miedo al constante e inevitable cambio social y cultural, el cual en su devenir tiende a desbaratar los universos simbólicos en los cuales se han sostenido la mayor parte de los pensamientos y concepciones acerca del mundo y la vida de las generaciones pasadas? ¿Será que tendemos a desprestigiar a las formas de pensamiento que son diferentes a las compartidas por nuestras generaciones por el riesgo que estas representan para el mantenimiento del orden del imaginario colectivo que nuestras generaciones comparten? ¿Será que con esa frase estamos tratando de enmascarar nuestro temor latente al cambio, al cuestionamiento de las ideas que nos fueron transmitidas en nuestra segunda socialización? ¿Será que no toleramos que nos cuestionen el cúmulo de conocimientos y maneras de percibir el mundo que nos fue transmitido durante la primera socialización? ¿Será que nos aterra pensar en que nuestros pensamientos más arraigados y “naturalizados” pueden volverse obsoletos en este mundo de rápido movimiento?

Anuncios

Teresa Wilms Montt I

images1

Sólo en una actitud puedo descansar de la ardua tarea de vivir, tenderme en la cama los días y los días, pensar con la nuca apoyada en los brazos. Escarbar en mi cerebro con la tenacidad de un loco buscando fondo al insondable abismo en el cual estoy dando vueltas desorientada.
Oh más allá, ¿existe?
Teosofía, filosofía, ciencia, ¿qué hay de verdad en sus teorías?
Morir después de haber sentido todo y no ser nada.
Me dan ganas de reir y río con la frialdad de los polos.
¡Ah vida, no ser, no ser…!

-Teresa Wilms Montt.

Cita:
Wilms Montt, Teresa, 1922, Lo que no se ha dicho…, Editorial Nascimento, Santiago de Chile.

Übermensch y promiscuidad

Siempre he creído que la promiscuidad está sobrevalorada. La gente cree que pienso eso porque soy un maldito reprimido (antes quizás si) o porque estaba destinado a ser virgen a los cuarenta (tampoco eso es válido porque ya no lo soy). Lo pienso porque creo que deberíamos hacer valer nuestro lugar como la especie superior de este planeta, y no dejarnos llevar por nuestros impulsos e instintos como los demás animales; creo que deberíamos hacer el esfuerzo de sublimarnos, darnos valor y compartir nuestros cuerpos con quienes de verdad lo merezcan y no con la primera persona que se nos ofrezca en el camino; creo que deberíamos reflexionar sobre el hecho de que hay quienes sacan ventaja de que nosotros estemos sólo pensando en cojer, se aprovechan de nuestro adormecimiento (esa es una de las tantas formas de adormecimiento con las que nos mantienen idiotizados, alejados de las cosas que realmente importan).

En fin, no creo que la promiscuidad sea un buen camino para llegar a acercarnos como especie a la idea nietzscheniana del Übermensch.

Julia Kristeva I

Julia-Kristeva-Foto-1977-1-720x405

“En la depresión, si mi existencia está a punto de dar un vuelco, su sin sentido no es trágico: me parece evidente, deslumbrante, ineluctable. ¿De dónde viene ese sol negro?”

-Julia Kristeva.

 

Cita:
Weintraub, Marcela, 2007, Melancolía y subjetividad femenina en el Diario íntimo de Teresa Wilms Montt, Tesis para optar al grado de mágister en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad de Chile, Santiago.

 

P. D. Hola a todos, se me ha ocurrido que cada sábado voy a estar compartiendo citas de autores que me gusten. Sin la ayuda de las influencias literarias, yo, que hago el intento de sacar por medio de la escritura lo que hay dentro de mí, no sería nada. Es por eso que se me ha ocurrido publicar frases, para darle el reconocimiento a mis guías escritores, y en la misma, para compartirles un poco de mis gustos personales.

Desahogo # 34

tumblr_n7r6yqmoo61qafcogo1_1280

El paladar de mi alma se siente asqueado de tanto acumular pensamientos, tristes y melancólicos pensamientos que se van quedando atorados en mi silencio; mi voz ha dejado de funcionar como el canal por el cual mis lamentos lograban salir de mi mente… impurezas mentales se acumulan y vuelven pesada mi conciencia.

Maldita sensación de pesadez que casi me inmoviliza; moriré de inanición si no hago algo por erradicar la sensación…

Y es por eso que trato de luchar contra el sentimiento, pero es inútil hacerlo sin dañarme; he llegado a un punto en el que se me vuelve imposible concebir a mi tristeza separada de mí, ella ha logrado diluirse en mi sangre, en mis pensamientos, en mi conciencia… en mi alma.

Ya ni intento luchar contra ella, lo único que logro con eso es dañarme, torturarme. Luchar contra ella sólo vuelve más insoportable mi existencia.

El único remedio que me queda es seguir asqueándome de esta vida, y esperar a que tal vez un día logre vomitar este malestar, esta incomodidad… este irremediable deseo de morir.

Desahogo # 33

mitos-amor-romantico-amor-libre

He perdido la capacidad de amar hacia afuera; tengo miedo de que al salir, mi amor, al igual que todo lo que sale de mí al mundo exterior, termine corrompiendose, infectándose, pudriéndose… embarrándose de la mierda que es este mundo.

He guardado todo mi amor en una caja fuerte a la que nadie tiene acceso, ni siquiera yo.

Perdí la llave de mi corazón a propósito, y ya no me preocupo por encontrarla.

Desilusión # 2

18011001_1232723330159228_4007770907477104813_n

Ya no espero nada de este mundo de mierda, he perdido la fe que tenía en las casualidades, la buena suerte y los milagros; la desilusión se ha arraigado en lo más profundo de mi ser y ha echado raíces en mí; ya no creo en la bondad del mundo, todo lo real se me figura como una amenaza en la que no puedo confiar.

Prefiero pensar que la vida me detesta y que sus brazos que se me muestran abiertos ocultan bajo sus mangas espinas de dolor y sufrimiento. Prefiero pensar que la vida me detesta, así me mantengo alerta y pendiente del próximo embate de dolor y tristeza. Prefiero pensar que la vida me detesta, así mi vigilia se vuelve eterna. Prefiero pensar que la vida me detesta, así me mantengo un poco más cercano a la realidad de la existencia.

La vida me detesta, me repito hasta quedar dormido…